SUPERIORIDAD EN SU FORMA MÁS ATRACTIVA

Nacidos en el circuito. Perfectos en carretera. Automóviles BMW M

SUPERIORIDAD EN SU FORMA MÁS ATRACTIVA

Nacidos en el circuito. Perfectos en carretera. Automóviles BMW M

Los automóviles BMW M aprenden a moverse en el circuito de pruebas más exigente del mundo. En la variante norte de Nürburgring se desarrollan todos los automóviles BMW M. El alma de estos vehículos se entrega a la competición, pero se sienten como en casa en cualquier carretera.

SUPERIORIDAD EN SU FORMA MÁS ATRACTIVANacidos en el circuito. Perfectos en carretera. Automóviles BMW M

Los automóviles BMW M aprenden a moverse en el circuito de pruebas más exigente del mundo. En la variante norte de Nürburgring se desarrollan todos los automóviles BMW M. El alma de estos vehículos se entrega a la competición, pero se sienten como en casa en cualquier carretera.

AUTOMÓVILES BMW M: PURO PLACER DE CONDUCIR

Hay que darlo todo para ganar. El deporte del motor es así de exigente. Y no esperamos otra cosa de nosotros mismos. Este fue el caso de uno de los vehículos más deportivos, el legendario BMW M1, en el que compitieron Niki Lauda y Nelson Piquet durante la serie Procar. Y, en lo relativo al desarrollo y a la construcción de nuestros automóviles únicos, esto no ha cambiado hasta ahora. Únicamente la perfección hasta en el más mínimo detalles convierte a los automóviles BMW M en lo que son: deportivos de pura raza. Sin embargo, los automóviles BMW M muestran también sus elevadas prestaciones en la vida diaria: calles, carreteras o autopistas.

DISEÑO FASCINANTE: INCONFUNDIBLEMENTE M

La perfección y la belleza van unidas. El estilo no es solo cuestión de superficie, color, pintura o material, también se expresa en el diseño aerodinámico y otros detalles técnicos. Los diseñadores e ingenieros de BMW M saben que forma y función van unidas, y trabajan para crear soluciones que combinen estos dos aspectos en una única y espectacular obra de arte.

Un deportivo no tiene detalles innecesarios, especialmente cuando se trata de aerodinámica: por eso se prueban también los retrovisores exteriores del BMW M en el túnel del viento. Sin embargo, el aire no es solo resistencia: las amplias tomas de aire del faldón delantero M dejan que el motor respire y enfrían los grandes discos de freno de las llantas de aleación ligera M, mientras la corriente de aire a lo largo del difusor trasero aumenta la presión sobre el suelo. Las branquias M en los laterales se ven al instante, igual que los tubos de escape dobles M. Combinados, son las señas de identidad de un atleta en condiciones óptimas.

POTENCIA M: IMPULSO ESTIMULANTE

Hay algo especial en los motores M: no son versiones con prestaciones más elevadas de motores de serie, sino el resultado del desarrollo independiente de las tecnologías del deporte del motor para la carretera. Sus innovaciones señalan el camino para otros motores BMW. El anagrama «M Power» es una exclusiva marca de calidad: promete tecnología única, prestaciones incomparables y perfección.

Máximas prestaciones que permiten escapar de la rutina. Un par elevado al que ni siquiera se aproximan otros motores. Revoluciones y potencia instantáneas cada vez que se pisa el acelerador. Y, detrás de todo, numerosas mejoras tecnológicas: conceptos de par motor alto, tecnologías M TwinPower Turbo, cigüeñal forjado, control de válvulas completamente variable. No importa el número de cilindros: todos nuestros motores de elevadas prestaciones combinan la máxima potencia y la máxima eficiencia.

INNOVACIONES REVOLUCIONARIAS: PENSAMIENTO CREATIVO, CREATIVIDAD EN ACCIÓN

Por eso, BMW M concede a sus ingenieros margen suficiente para buscar nuevas ideas: un enfoque que ha dado lugar a tecnologías pioneras que apuntan al futuro. Concebidas no solo para deportivos de elevadas prestaciones, sino también para muchos otros modelos BMW. Así, «BMW M» es sinónimo de fuerza innovadora en BMW Group.

Reinterpretar todos y cada uno de los detalles de principio a fin: así se crean las innovaciones. En el BMW M3 y el BMW M4, el cambio de doble embrague M con Drivelogic permite aprovechar al máximo la potencia del motor V6 de elevado par sin interrupción en el cambio de marchas. El colector de escape con dos filas de cilindros contribuye a la excelente respuesta del motor BMW M TwinPower Turbo del BMW M5 y el BMW M6. Menos peso, más fuerza y control: el placer de conducir definitivo.

AGILIDAD M: DESAFÍA LOS LÍMITES

Interacción fluida entre el frenado, la aceleración lateral y la aceleración frontal: la búsqueda de la línea ideal es la búsqueda de la perfección incluso en circunstancias extremas. Un automóvil BMW M es la herramienta perfecta para conseguir este objetivo. Gracias a la construcción ligera inteligente con un bajo centro de gravedad y reducidas masas no suspendidas, un bastidor rígido y una suspensión y amortiguación que funcionan bien tanto sobre las superficies de elevada adherencia del circuito de carreras como en las curvas serpenteantes de los Alpes. El logro: por ejemplo, un techo de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) y laterales y bastidor de aluminio. Y para una mayor refinamiento mecánico: la suspensión M adaptativa.