Pista de pruebas de coches autónomos de BMW
Creación de una pista de pruebas de coches autónomos | BMW | 07.05.2018

NUESTRA PROPIA PISTA DE CONDUCCIÓN AUTÓNOMA

Históricamente pioneros en todo cuanto se refiere a la industria automovilística, en BMW nos hemos propuesto dar un nuevo paso adelante, y desarrollar las más innovadoras y eficaces tecnologías en lo que respecta a la conducción autónoma.

 

A este respecto, en BMW contamos ya con sistemas muy avanzados de asistencia a la conducción, tales como el control automatizado de estacionamiento. Sin embargo, conscientes de la importancia que para el futuro van a tener los coches autónomos y eléctricos, queremos ir todavía más lejos en el desarrollo de este tipo de tecnología, buscando obtener los mejores resultados en este campo tan vanguardista.

 

Pista de pruebas de BMW para vehículos autónomos

 

Precisamente, con el objetivo último enfocado al diseño y creación de esta clase de automóviles, en BMW hemos puesto en marcha el ambicioso proyecto de crear un circuito donde probar, con todas las garantías posibles, cada uno de nuestros prototipos de coches autónomos.

 

Esta pista de pruebas se ubicará en la República Checa, concretamente la localidad de Sokolov, dentro de la región de Karlovy Vary, y dispondrá de una extensión de 500 hectáreas. Se trata de una localización privilegiada, dado que se halla a poca distancia del Centro de Investigación y Desarrollo de BMW en Munich, el centro neurálgico donde tiene lugar el diseño y perfeccionamiento de nuestros modelos de coches sin conductor.

A fin de garantizar el éxito de este proyecto, BMW tiene previsto realizar una importante inversión de más de cien millones de euros, de la que se confía obtener satisfactorios resultados que se traduzcan en un evolucionado BMW autónomo. Para ello, en esta pista de pruebas se llevarán a cabo toda clase de test, lo que permitirá obtener resultados inmediatos y conseguir así que los avances en materia de autonomía sean mucho más rápidos, reduciendo los riesgos al mínimo.

 

La puesta en marcha de este circuito llevará aparejada, además, la creación de centenares de puestos de trabajo en la República Checa.

Para su correcto funcionamiento, la pista de pruebas constará de un trazado muy variado que incluirá tramos rectos, curvas, rotondas e intersecciones, de tal modo que los prototipos BMW puedan, dentro de un entorno controlado y seguro, manejarse en las diferentes contingencias exigidas por la conducción, y todo ello supervisado por el magnífico equipo técnico de BMW, compuesto por los mejores ingenieros, diseñadores y analistas de datos.

 

Hacia el primer BMW autónomo

 

Con la vista puesta en el desarrollo de nuevos coches eléctricos con tecnología BMW de conducción autónoma, nuestro objetivo más inmediato es lanzar al mercado, aproximadamente en el año 2021, el primer BMW autónomo, que será el BMW Vision NEXT 100, un coche completamente eléctrico que dispondrá de la más avanzada tecnología de conducción. Para el desarrollo de este plan, contamos además con la excepcional colaboración de empresas especialistas de la talla de Intel y Mobileye.

 

Esto será solo el principio, ya que en BMW queremos realizar una apuesta en firme por los coches autónomos, de manera que nos convirtamos en la marca líder de esta vanguardista tecnología, avanzando en todo lo que concierne a digitalización, electrificación y conducción autónoma, objetivos todos ellos para los que será clave la nueva pista de pruebas que se abrirá en la República Checa.

 

En última instancia, pretendemos evolucionar de una forma rápida y fiable hacia vehículos dotados de total autonomía que, como tales, eviten definitivamente cualquier tipo de fallo humano en la conducción.