cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

Sistema xDrive

El sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas xDrive de BMW distribuye la tracción de forma variable entre los ejes delantero y trasero, asegurando una excelente tracción y agilidad.
El sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas xDrive de BMW garantiza la mejor tracción posible en todo momento, mejora la agilidad y mantiene el vehículo en su trayectoria con seguridad, incluso en las curvas rápidas.
El sistema xDrive es la tracción a las cuatro ruedas permanente de BMW: en circunstancias normales, el sistema distribuye la tracción entre los ejes delantero y trasero en una proporción 40:60, una cifra que modifica de forma variable cuando cambian la superficie de la carretera o las condiciones generales de conducción.
Funcionalidad
Al actuar casi al instante y de manera tan sutil que pasa prácticamente inadvertido para los ocupantes del vehículo, el sistema xDrive puede dirigir hasta el 100% de la tracción a un eje. Para que el conductor pueda arrancar sin esfuerzo incluso en superficies resbaladizas o en pendientes pronunciadas, el sistema xDrive dirige toda la fuerza a los ejes con la máxima tracción. Al aparcar, el sistema reacciona ante la necesidad de una gran maniobrabilidad a baja velocidad abriendo el embrague totalmente para que la transmisión funcione de forma óptima.
Al primer signo de subviraje, se reduce la fuerza dirigida al eje delantero. Si se detecta sobreviraje, el sistema xDrive dirige más fuerza al eje delantero. Gracias a la redistribución dinámica de la tracción, la estabilidad del vehículo vuelve a la normalidad incluso antes de que el conductor advierta alguna anormalidad.
Agilidad y estabilidad
Conducir por una carretera sinuosa o tomar una curva rápida con un estilo de conducción dinámico es especialmente agradable con el sistema xDrive: te sentirás como si tu BMW estuviera siendo guiado a lo largo de la curva. El sistema xDrive garantiza que no se pierde potencia en la tracción: cada caballo de potencia se utiliza de forma eficaz en la carretera.
El Control Dinámico de Estabilidad (DSC) regula el sistema xDrive, que emplea la información procedente de los sensores del sistema para vigilar las condiciones de la carretera. Además, se utiliza la fuerza de frenado del DSC cuando existe una diferencia de tracción entre los dos lados del vehículo y es probable que las ruedas patinen.
BMW xDrive
BMW xDrive
BMW xDrive
BMW xDrive
BMW xDrive
BMW xDrive
 
 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo