cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

Neumáticos Run-Flat

Los neumáticos Run-Flat garantizan una mayor seguridad en caso de sufrir una pérdida de presión, de modo que podrás proseguir tu viaje hasta el taller más cercano sin comprometer la estabilidad del vehículo.
Siguen funcionando incluso en caso de sufrir una pérdida de presión: los neumáticos Run-Flat te permitirán proseguir tu viaje incluso cuando han perdido por completo su presión. Ya no tendrás que detenerte en el arcén a cambiar el neumático con todos los inconvenientes y peligros que eso supone, sino que podrás regresar a casa con total seguridad o dirigirte al taller más próximo.
Los neumáticos Run-Flat son su propia rueda de repuesto: gracias a sus laterales especialmente reforzados, siguen desempeñando su función incluso cuando han sufrido una pérdida total de presión. Además, el compuesto de caucho resistente a las altas temperaturas es capaz de resistir el aumento de calor que se produce. Con los neumáticos Run-Flat, podrás seguir conduciendo hasta 150 km a una velocidad de hasta 80 km/h sin que el vehículo sufra una pérdida importante de estabilidad. No sólo se ahorrará tiempo y esfuerzo, sino que tampoco necesitarás llevar una rueda de repuesto, lo que te permitirá disfrutar de un mayor espacio de almacenamiento en tu vehículo.
Si un neumático sufre una pérdida de presión, todos los sistemas de asistencia a la conducción permanecen totalmente activos. El sistema Adaptive Drive (opcional) redistribuye la carga al resto de neumáticos, reduciendo así al máximo la carga sobre el neumático que ha sufrido la pérdida de presión. Las llantas de los neumáticos Run-Flat presentan un diseño especial que impide que estos se separen de ellas incluso al tomar curvas cerradas.
Los neumáticos Run-Flat ofrecen una mayor seguridad y tranquilidad, así como un mayor espacio de almacenamiento. No resulta sorprendente que el ADAC de Alemania, el mayor club del automóvil del mundo, haya descrito los neumáticos Run-Flat como "la primera gran revolución en el diseño de neumáticos desde su invención".
 
 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo