01.04.2019

BMW X5, TECNOLOGÍA Y DEPORTIVIDAD PARA MANTENER EL LIDERAZGO

Desde su lanzamiento, hace 20 años, el BMW X5 se ha convertido en el SUV deportivo de referencia. Mejor dicho: el X5 fue el modelo que redefinió un segmento, ya que a partir de entonces pasó a ser conocido por las siglas SUV (Sport Utility Vehicle o SUV).

Desde entonces, el BMW X5 se ha caracterizado por ser un vehículo cómodo para el día a día, con garra deportiva en carretera, pero muy versátil a la hora de desenvolverse fuera del asfalto.

 

Principales novedades que incorpora el BMW X5 en su diseño

 

Lo primero que llama la atención de este nuevo X5 son sus dimensiones —tanto interiores como exteriores— que son más generosas que las del modelo precedente.

Visto de frente, la calandra de gran tamaño sigue siendo la principal referencia estilística, además de ser uno de los elementos definitorios de este SUV que transmite más deportividad y poder que nunca.

La zaga del X5 también destaca por su vanguardista diseño. Con unas ópticas traseras alargadas y más integradas en el portón trasero, este concepto innovador en el conjunto de intermitentes y pilotos traseros rompe con el estilo habitual de las generaciones anteriores.

Al ver las principales características del BMW X5, no cabe duda de que este modelo sigue siendo el líder del grupo, que continúa marcando su impronta en el disputado segmento de los SUV premium.  

 

La tecnología del BMW X5, en detalle

 

El interior del BMW X5 de 2019 sigue siendo tan cómodo como en las generaciones precedentes, pero ahora es todavía más espacioso, ya que el tamaño disponible es mucho mayor. Además, los materiales empleados para los acabados interiores siguen brillando con personalidad propia por su excepcional calidad.

Pero este nuevo modelo destaca sobre todo por sus novedades tecnológicas, que de nuevo le convierten en la referencia que marca el camino:

 

  • Luz laser X: gracias a los faros de tecnología LED (patentados por BMW), que incorporan componentes azules para hacer más nítida la visión —sobre todo con niebla o lluvia intensa—, podrás conducir de noche con la misma visibilidad que si lo
    hicieses de día. 
  • Suspensión neumática con tracción x-Drive: que proporciona cuatro modos diferentes adaptados a distintos patrones de conducción, en función de las necesidades de cada momento (modos más deportivos o más orientados al confort). También puedes disfrutar del máximo dinamismo gracias al paquete Offroad de suspensión.
  • Gestión inteligente del maletero: el X5 facilita mucho las operaciones de carga y descarga del maletero, gracias a innovaciones tecnológicas como la apertura automática del portón mediante gestos con el pie o el accionamiento eléctrico por secciones separadas de la puerta del maletero. 
  • Máxima conectividad y asistencia electrónica a la conducción: el BMW Operating System 7.0 te permite gestionar cada vez más funciones mediante voz, gestos, pantalla táctil o mando iDrive.


En definitiva: el nuevo BMW X5 proporciona el máximo placer de conducción y las sensaciones más deportivas. Por todo ello, este vehículo sigue siendo el modelo a imitar y vuelve a erigirse con el liderazgo del grupo. 

Leer más