Los mejores deportivos BMW | BMW | 12.09.2014

LOS MEJORES DEPORTIVOS BMW

Con la finalización del 2014, BMW hace un repaso de los mejores deportivos que han visto la luz. Nos llevará desde el mítico BMW M3 a los nuevos BMW M4.

 

Los coches deportivos BMW son capaces de despertar amores y sonrisas entre los más fervientes y los más atrevidos. La marca siempre apuesta por un grado extra de deportividad y un diseño extra para los coches más deportivos. Los buques insignias de los deportivos de la marca lo aportan los modelos BMW M, esta serie de deportivos aportan un carácter y una pasión fuera de lo común, además de ser potente, innovadora y ser conceptos únicos.

 

BMW M3

 

El BMW M3 es un clásico de los coches deportivos. Es capaz de ofrecer un rendimiento y prestaciones increíbles, además al conductor le ofrece una deportividad que solo puede darse con los BMW M. Con el motor de 6 cilindros en línea BMW M TwinPower Turbo y un 3.0 con 431CV es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos, por no hablar de su excelente sonido.

 

Con un diseño interior y exterior único, hace que este deportivo BMW sea único.

 

BMW X6 M

 

El deportivo de los SUV. Sin duda este SUV con la letra “M” en su trasera hace que sea un todoterreno especial, con potencia, solvencia y sobre todo dinámico. Está equipado con un motor muy potente de 8 cilindros BMW M TwinPower Turbo, una caja de cambios de 8 velocidades Steptroni y el sistema xDrive que le llevan a la cima de los SUV deportivos. El BMW X6 M es capaz de hacer frente a todo.

 

BMW X4

 

Tanto en la versión Coupé como Cabrio, este coche deportivo ofrece una deportividad fuera de lo natural. Con un diseño y tecnología innovadora, es capaz de dar un alto rendimiento gracias a su dinamismo de conducción. Cuenta con un motor gasolina de 6 cilindros BMW M TwinPower Turbo de 431 CV de potencia en las dos versiones. Destaca la robusted de su carrocería y lo ligero que se mueve por la carretera. Su deportividad no tiene límites, e incluso en la versión Cabrio se puede llegar a tocar el cielo.