BMW Protection Insurance
Financiación y empresas BMW | 20.05.2020

PROS Y CONTRAS DEL RENTING SIN ENTRADA

RENTING SIN ENTRADA: PROS Y CONTRAS

 

La mayoría de las empresas que se decantan por un vehículo de renting, lo hacen además de por sus numerosas ventajas, por la flexibilidad que permite este tipo de financiación, sabiendo que existen dos modalidades de pago distintas:

 

  • Con entrada: se entrega un importe previo a las cuotas mensuales del renting.
  • Sin entrada: el pago total del servicio de renting se reparte entre las cuotas mensuales.  

 

Respecto a esto, existe la idea generalizada de que contratar un renting sin entrada es más asequible, y que, por lo tanto, resulta la opción más adecuada para aquellas compañías o autónomos que quieren tener acceso a un vehículo sin tener que hacer frente a un excesivo desembolso. Pero esta idea no es necesariamente cierta. 

 

Con el objetivo de aportar una mayor claridad sobre este tema, vamos a analizar las ventajas y desventajas de contratar un renting sin entrada tanto para empresas como para autónomos.

 

 

Características del renting sin entrada para empresas

 

Una de las principales ventajas del renting, es que no requiere de un gran desembolso inicial para poder disfrutar de tu vehículo nuevo. No obstante, debes tener en cuenta que el hecho de prescindir de la entrada conlleva que el importe de las cuotas mensuales sea superior al que se paga en un contrato con entrada inicial. 

 

Es conveniente analizar en qué casos es mejor optar por una modalidad u otra. La elección del renting sin entrada será idónea para aquellos que no quieran realizar una aportación inicial y que puedan asumir unas cuotas mensuales más elevadas.

 

 

¿Renting sin entrada o con entrada?

 

En el caso del renting con entrada, la situación es inversa. El gasto inicial al que se hace frente para acceder al vehículo es mayor, pero este primer pago se verá reflejado en una reducción de las cuotas mensuales.

 

Esta elección te permite planificar mejor tus gastos y puede ayudarte a seguir haciendo frente a las cuotas mensuales, aunque tus circunstancias económicas cambien durante el periodo de vigencia del contrato. Una tranquilidad muy valorada por los usuarios. 

 

El renting sin entrada suele ser el elegido entre quienes tienen pensado firmar un contrato de corta duración. Por ejemplo, si quieres utilizarlo durante unos cuantos meses. En cambio, si tu contrato es a largo plazo, abonar la entrada te hará más llevadera la aportación de las cuotas mensuales.

 

Sea cual sea tu situación, BMW Renting ofrecido por BMW Bank pone a tu disposición todas las facilidades a la hora de escoger tu vehículo. Además, en todos los contratos queda establecido desde el inicio el importe de las cuotas y los servicios incluidos en ellas, como el seguro, las revisiones periódicas, el mantenimiento, etc. 

 

Planifica mejor tus gastos y disfruta de un servicio sin imprevistos con BMW Renting ofrecido por BMW Bank. 

 

Leer más