BMW Protection Insurance
Financiación y empresas BMW | 20.05.2020

QUÉ HACER CON TU COCHE DE RENTING EN UN ACCIDENTE

¿QUÉ SUCEDE SI SUFRES UN ACCIDENTE CON TU COCHE DE RENTING?

 

Hay imprevistos difíciles de evitar. Incluso si tienes los cinco sentidos puestos en la carretera, puedes acabar viéndote envuelto en un accidente. Pero ¿qué ocurre cuando ese accidente lo tienes con un coche de renting? En ese caso vamos a ver los trámites que debes seguir, ya que varían en función de la gravedad del siniestro: 

 

  • Accidente leve. 
  • Accidente grave o siniestro total.

 

Accidente con un coche de renting: de qué coberturas dispones

 

Lo bueno de los contratos de renting es que casi todos ellos suelen ofrecer un seguro a todo riesgo. Esto significa que, si sufres un accidente, tengas o no la culpa, estarás respaldado.

 

Por supuesto, esta protección se aplica exclusivamente a la persona que aparezca en la documentación del seguro como conductor (salvo que esté innominado, lo que significa que varias personas están autorizadas para conducir ese mismo vehículo) y a sus acompañantes.

 

Ahora bien, ¿cómo debes actuar en cada caso?

 

Accidente leve

 

Por accidente leve entendemos a un golpe, abolladura, roce o cualquier otro tipo de incidente que afecte levemente a tu vehículo, pero que no produzca daños graves a los pasajeros.

 

En casos como este, BMW Renting pone a tu disposición un teléfono gratuito de atención al conductor y asistencia en carretera 24 horas los 365 días del año para que cuentes en todo momento con una asistencia personalizada. Además, contarás también con la opción de mantenimiento y reparación del vehículo en Talleres Autorizados BMW, así como de un vehículo de sustitución en caso de que fuera necesario.

 

Si el contrato incluye un seguro a todo riesgo, lo más probable es que quedes exento de cualquier pago y que el seguro se encargue de las reparaciones oportunas.

Accidente grave o siniestro total

 

En esta ocasión hablaríamos de un incidente de mayor gravedad. Por ello, tras tomar las precauciones de seguridad necesarias (comprobar el estado de los ocupantes de los vehículos involucrados, poner triángulos de señalización, llevar el chaleco reflectante, llamar al 112…), deberás rellenar el parte de accidente y ponerte en contacto con el servicio de asistencia en carretera ofrecido por BMW Renting, para informar de lo sucedido y recibir una atención personalizada.

 

En el caso de que el coche haya quedado inutilizable y la compañía aseguradora establezca el siniestro total, el contrato quedará automáticamente rescindido y será necesario firmar uno nuevo para que lo más pronto posible puedas disfrutar de un nuevo BMW.

 

Mientras se formaliza el nuevo contrato es posible que puedas disponer de un vehículo de sustitución. 

 

Respecto a los pagos, serán las condiciones establecidas en el contrato del seguro las que establezcan si debes abonar alguna cantidad durante el tiempo que estás sin vehículo.

 

 

El mejor accidente es el que no se produce

 

Tener un accidente con tu BMW de renting, al igual que con cualquier otro vehículo, es siempre una situación de riesgo, por lo que lo ideal es evitar que suceda.

 

En este sentido, el programa de BMW Renting ofrecido por BMW Bank, pone a tu disposición diversas garantías que contribuyen a tu seguridad. Para empezar, contarás con una flota actualizada con las últimas tecnologías en seguridad de la conducción. Además, al estar incluidas las revisiones periódicas en el contrato, tendrás la seguridad de que tu vehículo estará siempre en perfectas condiciones, por lo que se minimiza el riesgo de accidente por un fallo mecánico.

Leer más