cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Desarrollado en el circuito de carreras para el uso diario. Como desarrollo independiente de BMW M GmbH, el BMW M5 sigue la filosofía M y logra reunir unas prestaciones elevadas en un vehículo adecuado para uso diario.

Paquete de competición

Pura sensación deportiva: con el Paquete de competición (opcional), transferirás el rendimiento del BMW M5 con una precisión aún mayor a cualquier circuito, gracias al aumento de la potencia del motor, la dirección más directa y el bastidor especialmente diseñado.
El Paquete de competición mejora aún más las prestaciones del BMW M5: la elevada potencia del motor de gasolina V8 BMW M TwinPower Turbo pasa de 560 CV a 575 CV para garantizar una descarga extra de adrenalina. El aumento de la presión en la gama superior de regímenes es responsable de este mayor rendimiento. La unidad de escape modificada proporciona un sonido de motor especialmente deportivo que entusiasma. Tanto en un circuito de carreras como en el uso diario, la suspensión de diseño especial, que se ha rebajado 10 milímetros, y la dirección directa y extremadamente deportiva hacen posible que cada orden se ejecute con la máxima precisión. En el exterior, el BMW M5 con Paquete de competición incorpora exclusivas llantas de aleación ligera M de 20 pulgadas con radios dobles estilo 601 M, en tono Bicolor, con neumáticos de distintas medidas, además de tubos de escape dobles de la unidad de escape deportiva en acabado de cromo negro. Un conjunto que acelera el pulso cuando se aprecia desde cualquier ángulo.
 

DINAMISMO DE CONDUCCIÓN

BMW M5, un motor deportivo con cuatro puertas y un objetivo: disfrutar del placer de conducir

Diferencial activo M

Más tracción y estabilidad en las curvas e incluso sobre nieve, gravilla o hielo. El diferencial activo M ofrece una tracción óptima y apoya las prestaciones dinámicas de la tracción trasera, tanto al acelerar para salir de una curva como al maniobrar sobre superficies deslizantes.
El diferencial activo M permite asimismo un manejo preciso en casos de aceleración lateral extrema o irregularidades en la superficie de la calzada. En este caso, el sistema activo está conectado al DSC mediante un elemento de control electrónico e impone proactivamente una acción de bloqueo inteligente, completamente independiente de las diferencias de giro entre las ruedas traseras derecha e izquierda. Los resultados de este encauzamiento de la tracción son una mejor motricidad, maniobrabilidad y agilidad.
 

FRENOS CERÁMICOS DE CARBONO M

De 0 a 100 km/h es importante, de 100 a 0 km/h es aún más importante. Los frenos cerámicos de carbono M, especialmente desarrollados por BMW M GmbH, contribuyen considerablemente a ofrecer placer de conducir dinámico.
Gracias a que el punto de presión está claramente definido, la fuerza de frenado puede aplicarse siempre con precisión. Los frenos cerámicos de carbono M garantizan un máximo rendimiento de frenado en todas las condiciones térmicas.
Los frenos cerámicos de carbono M del BMW M5 también aportan activamente dinamismo de conducción en otro aspecto: gracias a su bajo peso, reducen significativamente las masas en rotación y no suspendidas del vehículo. El resultado son excelentes valores de frenado en cualquier condición meteorológica y sobre cualquier superficie. Lo que significa un máximo rendimiento en maniobrabilidad y agilidad.

M Servotronic

Todas las curvas son tentadoras. Especialmente con ayuda de M Servotronic

Servotronic

El sistema Servotronic ajusta electrónicamente el ángulo de giro de las ruedas en función de la velocidad del vehículo, garantizando una excelente maniobrabilidad independientemente de la velocidad a la que se circule.
Saber más
. El inteligente sistema adapta dinámicamente la resistencia de giro a la velocidad.
El BMW M5 obedece las órdenes del conductor con exactitud a cualquier velocidad. La servodirección reacciona ofreciendo más resistencia a altas velocidades y reduciéndola automáticamente a bajas velocidades, en las curvas y al estacionar, lo que garantiza un comportamiento más suave del vehículo. A medida que aumenta la velocidad, la servodirección es objeto de un control y una reducción continuos, lo que ofrece como resultado un contacto más directo con la carretera.
En el Paquete de competición, el sistema M Servotronic

Servotronic

El sistema Servotronic ajusta electrónicamente el ángulo de giro de las ruedas en función de la velocidad del vehículo, garantizando una excelente maniobrabilidad independientemente de la velocidad a la que se circule.
Saber más
está especialmente adaptado a la mayor potencia y al bastidor deportivo y, gracias a la modificación en la desmultiplicación, responde de una forma aún más directa a las órdenes del conductor. Para una mayor sensación de deportividad y las mejores prestaciones posibles.
 

Bastidor M

Respondiendo a las elevadas exigencias de dinamismo, agilidad y precisión de la conducción, el bastidor M de alto rendimiento, con un sofisticado diseño, aprovecha al máximo el enorme potencial de este vehículo en cualquier carretera.
La excepcional aceleración también proviene del diferencial activo M en el eje trasero. Los tres ajustes del Control dinámico de la suspensión, es decir, Normal, Sport y Sport Plus, te permiten regular la suspensión para adecuarla a tus necesidades. Los botones M Drive

MDrive

El MDrive permite al conductor de un BMW M programar numerosas funciones según sus preferencias individuales y activarlas con solo pulsar un botón.
Saber más
se programan previamente con ajustes del vehículo que favorecen un estilo de conducción deportivo o relajado. Uno de ellos es el modo M Dynamic, que permite una experiencia al volante particularmente auténtica, sirviéndose del máximo nivel de dinamismo lateral y longitudinal posible. Esto afecta al funcionamiento normal del Control Dinámico de Estabilidad de modo que solo ejerce su efecto estabilizador en situaciones de emergencia.
Con el Paquete de competición, la suspensión del BMW M5 no hace absolutamente ningún tipo de concesiones. La rigidez del muelle se incrementa y la fuerza de amortiguación y la estabilización se ajustan en consonancia. Los ajustes del Control dinámico de la suspensión se adaptan para satisfacer el aumento del dinamismo, y las características del modo M Dynamic (MDM) son incluso más acusadas. El resultado: un rendimiento deportivo inigualable.
 

Cambio de doble embrague M de 7 velocidades

El cambio de doble embrague M de 7 velocidades del BMW M5 crea las mejores condiciones para una reacción rápida. Con el cambio de doble embrague M de 7 velocidades con Drivelogic, el cambio de marcha no será ya rápido, sino inmediato.
El cambio de doble embrague M de 7 velocidades con Drivelogic transmite la potencia del motor a la carretera en milésimas de segundo, con una interrupción mínima de la fuerza de tracción. Dos estructuras de cambio con embragues independientes transfieren continuamente la energía generada por el motor a las ruedas traseras. Las marchas pueden cambiarse sin interrupción de la transmisión de potencia mediante las levas, la palanca de cambio o el modo automático para conseguir una comodidad aún más dinámica.
 
 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo