cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

ARRANCA UNA CENTRAL DE ENERGÍA, NO SOLO UN MOTOR

Dinamismo de conducción del BMW M3

Tus ojos concentrados en la curva y el coche bajo control. El BMW M3 está concebido para desafiar los límites del más puro dinamismo. En combinación con un cambio manual

Cambio manual

El cambio manual de BMW, perfectamente calibrado, es especialmente apreciado por los conductores deportivos debido a su conducción precisa y sus cambios cortos.
Saber más
de 6 velocidades o, si lo prefieres, un cambio de doble embrague M y 7 velocidades sin interrupción, el motor de gasolina de 6 cilindros en línea y 431 CV BMW M TwinPower Turbo garantiza una conducción enérgica y de precisión. El nuevo diferencial M activo ofrece un agarre óptimo en todo momento y el M Servotronic

Servotronic

El sistema Servotronic ajusta electrónicamente el ángulo de giro de las ruedas en función de la velocidad del vehículo, garantizando una excelente maniobrabilidad independientemente de la velocidad a la que se circule.
Saber más
mantiene la dirección finamente ajustada.

Diferencial activo M

El diferencial activo M optimiza la tracción y la estabilidad de conducción cuando se cambia de carril, se sale acelerando de una curva, se toma una curva a gran velocidad o se conduce en carreteras con un firme irregular. La tracción se optimiza mediante un dispositivo controlado electrónicamente que reduce la diferencia de velocidad de giro entre las ruedas traseras.
 

M DE MITO

Descubre el diseño y el dinamismo del BMW M3

Launch Control

Launch Control asegura que un motor que ha alcanzado la temperatura de régimen consiga la máxima aceleración desde parado. Solo tienes que desactivar el Control dinámico de estabilidad (DSC), seleccionar el modo secuencial con el programa de conducción 3, pisar a fondo el freno y pisar el pedal del acelerador hasta la posición del kickdown. Después de que se encienda el símbolo de bandera de salida en la pantalla del cuadro de instrumentos, el motor subirá al régimen de salida idóneo cuando pises el acelerador. Mientras mantienes el kickdown, suelta el freno: el coche acelerará al máximo hasta que sueltes el acelerador. El cambio de doble embrague M ajusta continuamente los puntos de cambio de manera que, cada vez que se sube de marcha, el motor ya está girando al régimen óptimo. Se trata de una función dirigida especialmente a los conductores con ambiciones deportivas y dinámicas.
 

CONSTRUCCIÓN LIGERA INTELIGENTE

Sé ligero, sé rápido.

En los vehículos M, la construcción ligera es la prioridad máxima. El peso bajo es la base del dinamismo y la eficiencia. En numerosos componentes del BMW M3 se utilizan materiales ultraligeros como el magnesio, el aluminio o el CFRP (plástico reforzado con fibra de carbono), lo que permite una mayor agilidad y dinamismo, y mejora la aceleración y el frenado.

Suspensión M adaptativa

Los amortiguadores controlados electrónicamente de la suspensión M adaptativa se ajustan constantemente en milésimas de segundo a las condiciones de la carretera y al estilo de conducción y garantizan el contacto óptimo con la carretera en todas las situaciones, la mejor motricidad posible y la máxima agilidad. La configuración de la suspensión se ajusta desde cómoda hasta deportiva-dinámica con los modos Comfort, Sport y Sport+.
El modo Confort garantiza una cómoda maniobrabilidad en la conducción diaria y, además, aumenta la seguridad en maniobras bruscas. En el modo Sport se mantiene una gran comodidad, pero la amortiguación se reduce y el contacto con la carretera es más directo, por lo que es más apropiado en carreteras comarcales y circuitos irregulares. El modo Sport+ ofrece una amortiguación mínima y un dinamismo de conducción máximo en carretera y circuito.
 

Frenos

Un factor decisivo en la conducción de gran dinamismo del BMW M3 son los sistemas de freno. Con su inmejorable precisión, el sistema de frenado M de cerámica y carbono, y los frenos Compound M garantizan un dinamismo y un rendimiento inigualables.

Sistema de frenado M de cerámica y carbono

Frenos Compound M

 

M SERVOTRONIC

M Servotronic

Servotronic

El sistema Servotronic ajusta electrónicamente el ángulo de giro de las ruedas en función de la velocidad del vehículo, garantizando una excelente maniobrabilidad independientemente de la velocidad a la que se circule.
Saber más
ajusta la dirección asistida a la velocidad real y mantiene la respuesta directa y precisa de la dirección, incluso a altas velocidades. Ofrece además la máxima comodidad minimizando el esfuerzo físico necesario para mover el volante y permite que el aparcamiento o la conducción por carreteras estrechas o sinuosas sean mucho más sencillos.

Cambio de doble embrague M de siete velocidades con Drivelogic

El cambio de doble embrague M con Drivelogic, opcional, es un innovador cambio de siete velocidades diseñado especialmente para los motores BMW M de régimen elevado. El sistema dispone de una selección automática de marchas optimizada para la tracción, Launch Control, un sistema de ayuda a baja velocidad y la función Auto Start/Stop. El cambio de marchas es extremadamente rápido, sin que se interrumpa la fuerza de tracción.
Dos cajas de cambio, cada una con su propio embrague, transmiten continuamente la potencia del motor a las ruedas traseras. El sistema se puede controlar automática o manualmente, con las levas de cambio del volante o la palanca de cambios. Igual que con el Launch Control, que permite una aceleración máxima desde la posición de parado, el resultado es una experiencia de conducción de gran dinamismo: podrás cambiar de marcha a gran velocidad, sin embrague y sin interrumpir la transmisión de potencia. Drivelogic se puede controlar de manera automática (modo D) o manual (modo S), y en cada modo hay tres opciones de cambio, desde muy deportivo a cómodo o eficiente.
 
 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo