cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

Las ventajas de los coches híbridos enchufables / 24-ago-2016

La evolución del sector automovilístico parece avanzar claramente hacia la sustitución definitiva de los motores de combustión por fórmulas que se sirvan de energías limpias y renovables. Una de las apuestas más interesantes en este sentido la encontramos en los coches híbridos enchufables, que han abierto un mundo de posibilidades al ofrecer lo mejor de los dos mundos.

En los últimos años, este formato ha ganado adeptos por ser uno de los más eficientes, en tanto permite disponer de la potencia de un motor de combustión con la limpieza de uno eléctrico. Hasta su aparición, los modelos híbridos solo recargaban las baterías sirviéndose de la frenada regenerativa, esto es, de la energía liberada por el coche durante la frenada. La consecuencia directa de ello es que el híbrido enchufable gana en autonomía y, por ende, en eficiencia, en tanto hace menos necesario el motor de combustión. 

Las ventajas de los coches híbridos enchufables

Red de suministro de BMW

La evolución del sector automovilístico parece avanzar claramente hacia la sustitución definitiva de los motores de combustión por fórmulas que se sirvan de energías limpias y renovables. Una de las apuestas más interesantes en este sentido la encontramos en los coches híbridos enchufables, que han abierto un mundo de posibilidades al ofrecer lo mejor de los dos mundos.
En los últimos años, este formato ha ganado adeptos por ser uno de los más eficientes, en tanto permite disponer de la potencia de un motor de combustión con la limpieza de uno eléctrico. Hasta su aparición, los modelos híbridos solo recargaban las baterías sirviéndose de la frenada regenerativa, esto es, de la energía liberada por el coche durante la frenada. La consecuencia directa de ello es que el híbrido enchufable gana en autonomía y, por ende, en eficiencia, en tanto hace menos necesario el motor de combustión. 
El efecto económico de todo lo anterior es particularmente reseñable. El usuario aprecia un ahorro inmediato en el coste de mantenimiento del vehículo por cuanto reemplaza no pocas visitas a la gasolinera por escasas horas de recarga eléctrica. Llegados a este punto, los propietarios se encuentran con un creciente número de estaciones de recarga, como las que forman parte de la red de suministro de BMW. Esto implica una mayor comodidad para recargar las baterías el coche para todos aquellos usuarios que todavía no dispongan de un punto de recarga particular. La suma de todo lo anterior implica un ahorro medio de entre el 60% y el 70% respecto a los gastos de mantenimiento ocasionados por un vehículo convencional. Y para sorpresa de muchos, este abaratamiento no se reduce a los coches de menor tamaño y cilindrada. El BMW Serie 7 PHEV pone de manifiesto que la exclusividad no está reñida con la eficiencia. 
Consumo sostenible y reducción de emisiones
Tal y como se apuntaba al principio, los coches híbridos enchufables fomentan un modelo de consumo sostenible y con evidentes beneficios para la sociedad en su conjunto. La reducción de las emisiones (inexistentes, de hecho, cuando se utiliza solamente el motor eléctrico) permite disponer de un ambiente mucho más limpio y agradable. Esto se hace especialmente evidente en las grandes ciudades y en los puntos con fuerte aglomeración de vehículos, con la consiguiente mejora en la calidad del aire y en la salud. No podemos olvidarnos tampoco de que las normativas de las principales ciudades europeas están endureciendo considerablemente las condiciones de circulación en algunos distritos. Oslo, París o Madrid son algunas de las grandes capitales que prohibirán total o parcialmente la circulación de vehículos diésel en las zonas más céntricas. Los híbridos enchufables del catálogo de BMW te permiten capear esta prohibición sin renunciar a elevados estándares de calidad. 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo