cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

Propósito de año nuevo: un coche ecológico / 10-ene-2017

Con cada cambio de año surgen siempre buenos propósitos que nos mostramos dispuestos a cumplir. Acabar con el año anterior es buen momento para enterrar viejas costumbres y lanzarnos hacia esos propósitos que llevan rondando la cabeza desde meses atrás. Sin duda, uno de esos buenos y saludables propósitos, no solo para nosotros, sino para el planeta mismo es decidirse durante el año recién comenzado por adquirir coches ecológicos. No puede decirse, además, que sea éste un propósito poco extendido, porque todos los pronósticos apuntan a que 2017 será el gran año de los híbridos enchufables, los más ecológicos del sector. La tendencia del año pasado, con un aumento de ventas superior en un 50% respecto al periodo anterior, avala esta creencia. Con más fuerza aún si tenemos en cuenta que, desde hace cinco años, estas ventas se han multiplicado por 10. 

Propósito de año nuevo: un coche ecológico

Propósito de año nuevo: un coche ecológico

Con cada cambio de año surgen siempre buenos propósitos que nos mostramos dispuestos a cumplir. Acabar con el año anterior es buen momento para enterrar viejas costumbres y lanzarnos hacia esos propósitos que llevan rondando la cabeza desde meses atrás. Sin duda, uno de esos buenos y saludables propósitos, no solo para nosotros, sino para el planeta mismo es decidirse durante el año recién comenzado por adquirir coches ecológicos. No puede decirse, además, que sea éste un propósito poco extendido, porque todos los pronósticos apuntan a que 2017 será el gran año de los híbridos enchufables, los más ecológicos del sector. La tendencia del año pasado, con un aumento de ventas superior en un 50% respecto al periodo anterior, avala esta creencia. Con más fuerza aún si tenemos en cuenta que, desde hace cinco años, estas ventas se han multiplicado por 10.
No es extraño que los coches ecológicos tengan cada vez mayor presencia en el mercado del automóvil, porque hay que reconocer que presentan algunas ventajas, no solo para la naturaleza en su conjunto, sino para su propietario en particular. No es ningún secreto que los motores de los coches eléctricos producen baja contaminación, porque no queman combustible ni CO2 y además son mucho menos ruidosos. Las prestaciones no desmerecen en absoluto frente a los modelos tradicionales, ya que sus motores son dinámicos y potentes, con una aceleración veloz y constante y permiten aprovechar mejor el espacio general, porque se trata de motores más pequeños y no deben ir necesariamente en la parte trasera o frontal del vehículo. Finalmente, desde el punto de vista económico, tienen un menor mantenimiento, son más eficientes, ya que precisan de menos energía para su recorrido y suponen un ahorro indirecto, ya que se abaratan los seguros, se reducen visitas al taller y cuentan con ventajas como el estacionamiento gratuito en las grandes ciudades. 
BMW i3 coche ecológico diseñado para el placer de conducir 
Ante un panorama tan marcado por los coches ecológicos, BMW se caracteriza por haber adoptado desde hace ya tiempo la sostenibilidad como una forma propia de pensar y trabajar, desde el principio mismo de la fabricación, hasta el reciclaje de los materiales, tras el uso del vehículo. La gama BMW i no solo tiene como objetivo sacar al mercado coches libres de emisiones contaminantes, sino utilizar la mayor cantidad posible de material reciclaje, de modo que la fabricación sea sostenible. Esto permite el lanzamiento de modelos como BMW i3, diseñado para una conducción urbana eficiente. Su gran aceleración desde velocidades bajas, o incluso parado y una batería de alto voltaje, de iones de litio, con autonomía de hasta 160 kilómetros combina las ventajas de los coches ecológicos con las características de un vehículo diseñado para el placer de conducir. 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo