cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

La importancia de revisar los amortiguadores BMW / 09-dic-2014

Descubre cómo de importante es revisar los amortiguadores BMW para poder garantizar una seguridad óptima al conducir tu vehículo. Es importante revisarlo cada 20.000 o 30.000 kilómetros

La importancia de revisar los amortiguadores BMW

Los amortiguadores se encargan de tener el neumático siempre en contacto con el suelo, además devolver el coche a su altura predefinida cuando se produce un cambio de nivel o altura en el pavimento y controlar los movimientos oscilatorios que se producen en la carrocería.
¿Por qué revisar los amortiguadores?
Los amortiguadores han de revisarse puesto que componen una parte esencial en el triángulo de seguridad. Este triángulo se compone de los neumáticos, frenos y amortiguadores. Cualquier desgaste o fallo en alguno de estos componentes puede suponer una exposición a tener un percance fuera de lo normal.
La revisión ha de hacerse cada 20.000 o 30.000 kiómetros, o más o menos cada año o dos años.
Circular con unos amortiguadores BMW en buen estado (junto con unos neumáticos óptimos y frenos sin desgastes) puede hacernos salvar una situación de emergencia. Con todo en condiciones óptimas nos ofrece una seguridad al conducir mucho mejor, haciendo que el vehículo sea más estables y que le cueste frenar menos en una frenada de emergencia. En contra de estar desgastados, hará que el coche sea menos estable y frene en más metros, provocando que pueda haber una colisión.
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo