cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
170Artículos
Mostrar artículos

BMW Serie 7: propulsores V12 para coches de lujo | BMW / 12-sep-2017

La última generación de los BMW Serie 7 se ha presentado como una excelente ocasión para la conmemoración del 30 aniversario de la inclusión de los motores V12 en esta elegante berlina de lujo. Así, el M760Li XDrive encarna toda la potencia alcanzada por la evolución de estos propulsores que han conseguido elevar a la máxima expresión el concepto de coches de lujo que define a los BMW Serie 7.



BMW Serie 7: propulsores V12 para coches de lujo | BMW

BMW Serie 7: propulsores V12 para coches de lujo | BMW


La última generación de los BMW Serie 7 se ha presentado como una excelente ocasión para la conmemoración del 30 aniversario de la inclusión de los motores V12 en esta elegante berlina de lujo. Así, el M760Li XDrive encarna toda la potencia alcanzada por la evolución de estos propulsores que han conseguido elevar a la máxima expresión el concepto de coches de lujo que define a los BMW Serie 7.

Un motor potente para una mayor eficiencia con menos emisiones 

La potencia propia de los 6,6 litros de cilindrada del propulsor V12 le permite entregar nada menos que 448 kW (610 CV) a 5500 rpm, facilitando una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 3,7 segundos. Cabe destacar que la cifra es, de por sí, espectacular, pero que además representa la mitad del tiempo utilizado por el primer modelo de BMW Serie 7 (en el año 1987) que contaba con un motor V12. Se trata de un modelo de alta gama que no deja de demostrar una progresión imparable. 
No es de extrañar que así se consolide como todo un hito en el sector el motor de 12 cilindros BMW M Performance TwinPower Turbo montado en los modelos BMW M760Li xDrive, que combina dos turbocompresores con la tecnología de inyección High Precision, alcanzando una gran eficiencia. Con la inclusión de innovadoras tecnologíascomo la función Auto Start/Stop, para el apagado automático en detenciones temporales del vehículo, consigue promedios de consumo de 12,6 litros por cada 100 km, reduciendo las emisiones de CO2 a solo 299 g/km, sin resentirse sus excelentes prestaciones.

La evolución del 12V en los últimos 30 años 

La serie 7 de BMW, que actualmente vive su sexta generación, siempre se ha situado como un referente entre los coches de lujo incorporando máxima innovación en su naturaleza de berlina capaz de proporcionar potencia, elegancia y distinción en todos sus detalles, técnicos y estéticos: 

  • BMW Serie 7 sorprendió en el año 1987 con la aparición del primer motor V12, en su versión BMW 750i, que alcanzaba una potencia máxima de 220 kW (300 CV) que le permitía acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 7,4 segundos. El modelo introducía otras importantes novedades como el control de tracción o el control electrónico de la suspensión.

  • En el año 1994, la tercera generación de los coches de lujo de la Serie 7 repetía este motor de 12 válvulas, que aumentaba su potencia máxima a los 239 kW (326 CV), reduciendo a 6,6 segundos la aceleración de 0 a 100 km/h. La mejora no pasó desapercibida, recibiendo el Premio al Mejor Motor del Año, en 1999. 

  • También el nuevo modelo que vio la luz en 2003 presentó un motor V12 con el que se estrenaba nueva nomenclatura: BMW 760i. El salto tecnológico fue importante, con la incorporación de la inyección directa de combustible, así como la apertura de válvulas mediante el sistema VALVETRONIC. La potencia aumentaba a los 327 kW (445 CV) y la capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h se establecía en solo 5,5 segundos. 

  • Como último precedente, la introducción de la tecnología BMW TwinPower Turbo en la anterior generación de la Serie 7, en 2009, definía las características del V12 montado en el BMW 760i, elevando la potencia a los 400 kW (544 CV) y disminuyendo la capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h hasta los 4,6 segundos.
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo