cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

BMW i3: todo sobre la autonomía de un coche eléctrico / 03-may-2017

Cuando en BMW nos propusimos el objetivo de fomentar la movilidad eléctrica sostenible, establecimos la necesidad de adaptar las ventajas de los nuevos coches eléctricos al día a día de la conducción. Por ello, abordamos todas las preguntas que el conductor pudiese hacer sobre la autonomía de un coche eléctrico y la comodidad de conducir un vehículo cero emisiones. La autonomía de un coche eléctrico depende tanto del nivel de carga de sus baterías de alto voltaje como de la capacidad que las mismas tengan para almacenar esa carga eléctrica. De esa premisa inspirada en el día a día de la conducción nació el BMW i3, un vehículo absolutamente eléctrico y respetuoso con el medio ambiente que se convierte en el representante de una nueva movilidad sostenible. El resultado es un coche eléctrico, con todas las ventajas de los vehículos cero emisiones, que se desenvuelve con gran autonomía y absoluta naturalidad en la conducción cotidiana, sobre todo en su espacio natural: el entorno urbano. 

BMW i3: todo sobre la autonomía de un coche eléctrico

BMW i3: Todas las respuestas a tus dudas sobre la autonomía de un coche eléctrico


Cuando en BMW nos propusimos el objetivo de fomentar la movilidad eléctrica sostenible, establecimos la necesidad de adaptar las ventajas de los nuevos coches eléctricos al día a día de la conducción. Por ello, abordamos todas las preguntas que el conductor pudiese hacer sobre la autonomía de un coche eléctrico y la comodidad de conducir un vehículo cero emisiones. La autonomía de un coche eléctrico depende tanto del nivel de carga de sus baterías de alto voltaje como de la capacidad que las mismas tengan para almacenar esa carga eléctrica. De esa premisa inspirada en el día a día de la conducción nació el BMW i3, un vehículo absolutamente eléctrico y respetuoso con el medio ambiente que se convierte en el representante de una nueva movilidad sostenible. El resultado es un coche eléctrico, con todas las ventajas de los vehículos cero emisiones, que se desenvuelve con gran autonomía y absoluta naturalidad en la conducción cotidiana, sobre todo en su espacio natural: el entorno urbano.  
El primer BMW i3 contaba con una batería de 60 Ah, cuya carga completa era capaz de proporcionar una autonomía constante de 200 km. Para aumentar esa autonomía y ampliar el placer silencioso y limpio de conducir un coche eléctrico, el segundo modelo de BMW i3 cuenta con mayor autonomía en su batería de 94 Ah, asegurando hasta 300 km y aumentando así sus notables características de compañero perfecto para recorrer la ciudad. Si tenemos en cuenta que un recorrido medio habitual diario oscila entre 35 y 50 kilómetros, está asegurada la suficiente autonomía del coche eléctrico, para ambos modelos, de forma muy holgada. No obstante, nuestro BMW i3 analiza una serie de factores que intervienen de forma decisiva en esa autonomía, como el estilo de conducción, la climatización o la topografía, y proporciona información precisa sobre la carga disponible para que el conductor se asegure de llegar al destino de forma segura y cómoda. Además, BMW ha diseñado un sistema opcional que aumenta la comodidad y la confianza del conductor en la autonomía de su vehículo: Range Extender. Se trata de un motor de gasolina de dos cilindros, silencioso y compacto, colocado junto al motor trasero, que es capaz de accionar automáticamente un alternador que mantiene constante el nivel de carga de la batería cuando esté haya disminuido hasta ciertos niveles, aumentando la autonomía hasta los 330 km en modelos de 94 Ah y hasta 270 km en los provistos de batería de 60 Ah. 
Cuando llega el momento de recargar las baterías del BMW i3, el proceso es sencillo y cómodo, ya que es posible hacerlo en nuestro propio domicilio, a través de un cable de carga estándar. Este proceso consigue una carga de un 80% de la capacidad total del vehículo en apenas ocho horas. La recarga puede ser aún más cómoda y rápida con la instalación del sistema BMW i Wallbox, que reduce ese proceso de carga del 80% hasta menos de tres horas. Las ventajas del BMW i Wallbox se amplían si tenemos en cuenta que permite la posibilidad de utilizar cualquier tipo de fuente de energía renovable que nosotros mismos hayamos podido generar. Si es preciso aumentar la autonomía del coche eléctrico mediante una carga de la batería fuera de casa, es posible hacerlo en los puntos de carga públicos, ya sean de corriente alterna (CA) o corriente continua (CC). La posibilidad más rápida pasa por el uso de la corriente continua, ya que proporciona un flujo potente y constante, capaz de cargar un 80% del BMW i3 en menos de 30 minutos. En caso de utilizar un punto de corriente alterna, ese mismo plazo aumentaría hasta las tres horas. 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo