cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

HAY MUCHOS MOTIVOS PARA ESCOGER EL SISTEMA BMW xDRIVE. LA MAYOR PARTE DE ELLOS RESBALADIZOS

BMW xDrive: el sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas

Con el sistema BMW xDrive, siempre estarás en movimiento gracias al agarre idóneo,  manteniendo la trayectoria incluso en las curvas rápidas. El sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas garantiza un estrecho contacto con la carretera sobre superficies resbaladizas, sin reducir la sensación especial que ofrece la tracción trasera. Dirige la fuerza de tracción a las ruedas al instante con el  mejor agarre posible. 

Disfrutar no conoce el mal tiempo, solo el placer de conducir

Con el sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas BMW xDrive, cada eje exprime al máximo su motricidad. Tu BMW te proporciona una aceleración estable fuera de las curvas. Si, especialmente en condiciones adversas, hay que aplicar más potencia a la carretera, el Control Dinámico de estabilidad (DSC) interviene. Además de mejorar la tracción, el sistema detecta también los primeros signos de sobreviraje y subviraje. En  décimas de segundo, distribuye hasta el 100% de la potencia del motor al eje delantero o trasero a través de la transmisión y el embrague electrónico de discos múltiples antes de regresar a la relación de distribución convencional de 40:60.
Con esta tecnología, BMW proporciona un sistema de tracción a las cuatro ruedas con todas las ventajas de la tracción trasera: maniobrabilidad precisa, comportamiento óptimo en curva y separación clara entre el motor y la dirección.
 

EL SISTEMA BMW xDRIVE A FONDO

Observa el sistema BMW xDrive en plena acción. En el vídeo  podrás ver el grado de fiabilidad con el que el innovador sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas de BMW responde, proporcionando  el mejor agarre  y seguridad en situaciones extremas y sobre superficies resbaladizas.

BMW xDrive

Disfrutar es entusiasmarse con el barro y el hielo

Disfruta del placer de conducir en estado puro, el sistema BMW xDrive se encarga del resto. El sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas de BMW compensa la pérdida de tracción en una fase temprana y garantiza una estabilidad óptima de trayectoria y un comportamiento perfecto en las curvas. Al primer signo de subviraje, se reduce la fuerza dirigida al eje delantero.
Si el sistema detecta sobreviraje, el sistema BMW xDrive dirige más fuerza al eje delantero. Esta distribución flexible de las fuerzas garantiza la estabilidad.
El sistema BMW xDrive está en constante interacción con el Control Dinámico de Estabilidad (DSC), que detecta inmediatamente una pérdida de tracción.  Esto garantiza que se proporcione siempre fuerza a las ruedas con el mejor agarre. No importa con qué rapidez puedan cambiar las condiciones de la carretera.
 

Disfrutar es flexibilidad: el sistema Dynamic Performance Control

Dinamismo de conducción de última generación: el paquete de suspensión adaptativa “Dynamic” permite a los conductores alcanzar el pleno dinamismo de conducción del vehículo. Con los sistemas Dynamic Performance Control y Dynamic Drive, este paquete permite un dinamismo de conducción que es intrínsecamente deportivo, a la vez que se mantiene una comodidad de conducción óptima, tal como demuestra la respuesta extremadamente neutra de la dirección y el balanceo mínimo de la carrocería en las curvas.
El sistema Dynamic Performance Control distribuye perfectamente la potencia de tracción en el eje trasero entre las ruedas izquierda y derecha. En las curvas, por ejemplo, el par se incrementa específicamente en las ruedas del exterior de la curva para mejorar la tracción. El resultado: el máximo dinamismo y estabilidad. Al mismo tiempo, el sistema Dynamic Drive asegura la reducción del movimiento de balanceo a un nivel apenas perceptible, gracias a los estabilizadores activos en los ejes delantero y trasero.
 
 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo