La tecnología BluePerformance como elemento de serie garantiza que todos los modelos diésel del BMW Serie 7 sean una inversión segura para el futuro: esta tecnología permite que el nivel de emisiones de los motores diésel se optimice aún más. Además del filtro de partículas diésel y del convertidor catalítico de partículas NOx, el convertidor catalítico SCR (SCR = Selective Catalytic Reduction) con inyección de AdBlue garantiza una reducción significativa de los óxidos de nitrógeno contenidos en los gases de escape. La reacción química desencadenada por la inyección de la solución de urea AdBlue reduce notablemente las emisiones de óxido de nitrógeno. A largo plazo, en consecuencia, conducirás uno de los vehículos diésel más limpios del mundo.