Encontrarás más información sobre el consumo de electricidad y combustible y las emisiones de CO2 oficiales de turismos nuevos en las orientaciones correspondientes disponibles de forma gratuita en todos los puntos de venta y en la asociación alemana del automóvil DAT (Deutsche Automobil Treuhand GmbH), Hellmut-Hirth-Str. 1, 73760 Ostfildern, Alemania.
Los gases de escape del motor de combustión cumplen la norma de emisiones UE6. El consumo de combustible se basa en el ciclo de conducción ECE (93/116/CE), compuesto de aproximadamente un tercio de la distancia recorrida en zona urbana y dos tercios en carretera (basado en la distancia recorrida). Además del consumo de energía, se miden las emisiones de CO2. El consumo se basa en el equipamiento de serie. El equipamiento opcional puede aumentar al consumo.
Estas características técnicas corresponden al mercado alemán. Los modelos ilustrados contienen también equipamientos opcionales que no están incluidos en el equipamiento de serie. En función de los requisitos vigentes en otros mercados, pueden existir diferencias en cuanto a los modelos y al equipamiento de serie y opcional descritos en el texto y las ilustraciones. Para más información, dirígete a tu Concesionario BMW. Salvo modificaciones de fabricación, equipamientos y erratas. Aquí no aparecen representados los equipamientos concretos de los distintos mercados nacionales.
Peso en vacío (UE) en kg: la cifra indicada incluye el depósito lleno en un 90%, un conductor de 68 kg y 7 kg de equipaje. El peso en vacío corresponde a vehículos con el equipamiento de serie. El equipamiento opcional puede aumentar este valor.
BMW recomienda el uso de gasolina súper sin plomo de 95 octanos. También admite gasolina sin plomo de 91 octanos o más con un porcentaje máximo de etanol del 10% (E10). Los datos de consumo de combustible corresponden a un motor de combustión que utiliza gasolina de 98 octanos.
Los datos no hacen referencia a un vehículo en particular y no forman parte integrante de la oferta, sino que se facilitan únicamente con fines de comparación entre diferentes tipos de vehículos.
Las emisiones de CO2 generadas en la producción y el suministro de combustible u otras fuentes de energía no se tienen en cuenta en la determinación de las emisiones de CO2 de conformidad con la Directiva 1999/94/CE.