cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

Servodirección eléctrica

La servodirección eléctrica de BMW permite una notable reducción del consumo.
La servodirección eléctrica es una tecnología de BMW EfficientDynamics. Permite un control preciso y cómodo del vehículo en cualquier situación y ayuda a reducir considerablemente el consumo de combustible.
A diferencia de la dirección asistida convencional, la servodirección eléctrica de BMW no es un sistema hidráulico, sino una solución inteligente basada en un motor eléctrico. La ventaja es que el motor solo se utiliza cuando se necesita la dirección asistida, es decir, al mover el volante. Cuando se conduce por trayectos rectos, lo que estadísticamente representa hasta el 90% del viaje, permanece inactivo y por tanto no consume energía. El resultado es que la servodirección eléctrica reduce el consumo medio del vehículo en unos 0,3 l/100 km y, por tanto, desempeña un importante papel en la mejora de la eficiencia. El mantenimiento y el impacto medioambiental se reducen espectacularmente por la ausencia de aceite hidráulico.
La servodirección eléctrica ofrece una sensación óptima de la dirección y menor sensibilidad ante impactos, y los amortiguadores activos de guiñadaequilibran los movimientos oscilantes. El botón Sport (opcional) permite al conductor cambiar la configuración de la dirección según sus preferencias en cualquier momento.
Dependiendo del modelo, el sistema de dirección puede combinarse con el Servotronic. Así se ajusta permanentemente la dirección asistida según la velocidad actual. Esto supone calcular la ayuda necesaria a una velocidad concreta y configurar adecuadamente el motor de la servodirección eléctrica. De esta forma, conducir a baja velocidad, por ejemplo, por calles estrechas y curvas solo requiere un esfuerzo mínimo. Cuando la velocidad aumenta, la dirección asistida se reduce continuamente para asegurar un mayor contacto directo con la carretera y, por tanto, lograr la estabilidad de la dirección.
 
 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo