cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

Control de presión de los neumáticos (RDC)

El Control de presión de los neumáticos (RDC) supervisa electrónicamente la presión en las cuatro ruedas mediante sensores.
Según el modelo y el equipamiento, el indicador de presión de los neumáticos permite consultar la presión en el display de control o el cuadro de instrumentos.
Si se produce alguna diferencia de presión, el conductor recibe con prontitud un aviso advirtiéndole del posible peligro, así como información sobre el neumático en cuestión.
Para garantizar que el indicador de presión de los neumáticos funcione de forma fiable y precisa, los neumáticos deben llevar sensores compatibles. Puedes solicitar información sobre los sensores para los distintos modelos BMW en tu Concesionario BMW.
Una vez inflados correctamente los neumáticos tras el cambio de alguno de ellos, el indicador de presión debe reiniciarse para asegurar el correcto funcionamiento del Control de presión de los neumáticos.* Encontrarás detalles sobre cómo hacerlo en las instrucciones de uso.
La presión de los neumáticos depende también de la temperatura de estos. Cuando aumenta la temperatura de los neumáticos (p. ej., debido a la exposición a la luz solar o al conducirse el vehículo), se incrementa la presión de llenado. La presión puede caer al disminuir la temperatura del neumático. Si la caída de la temperatura es excesiva, puede emitirse una advertencia. Por ello, es preciso comprobar la presión de los neumáticos a intervalos regulares (“neumáticos fríos”).
Las ruedas de repuesto de emergencia no incluyen sensores. Si se coloca una rueda de repuesto de emergencia tras indicarse una pérdida de presión, el mensaje de advertencia permanece en el display hasta montarse una nueva rueda con un sensor adecuado. Cuando un neumático se daña repentinamente debido a factores externos, no es posible emitir a tiempo una advertencia.
* Las unidades estándar para inflar neumáticos tienen una tolerancia de medición de +/- 0,15 bar.
 
 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo