cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

Motor de ocho cilindros

El motor de ocho cilindros de BMW impresiona por sus elevadas prestaciones y su funcionamiento sumamente suave junto a una asombrosa eficiencia.
La pasión se une con la inteligencia. Los motores de ocho cilindros de BMW impresionan por sus elevadas prestaciones y su entrega de potencia espontánea. Todo ello con un bajo peso, eficiencia  y una suavidad sin igual.
La V en el nombre de los motores de ocho cilindros de BMW se debe a la posición de sus bancadas de cilindros, situadas en un ángulo de 90º entre sí. La disposición de los cilindros en las dos bancadas garantiza una compensación perfecta de las fuerzas de inercia y, por consiguiente, un funcionamiento especialmente suave.
El rendimiento de los motores BMW V8 es extraordinario. Dependiendo del modelo, éste se consigue utilizando la tecnología BMW TwinPower Turbo más avanzada.. En los vehículos con BMW TwinPower Turbo dos turbocompresores de igual tamaño funcionan al mismo tiempo y aportan aire comprimido al motor. La disposición central de los turbocompresores entre las bancadas de los cilindros de los motores V8 permite un diseño muy compacto.
Con un sistema de inyección directa de combustible (High Precision Injection), un sistema de intercooler refrigerado por agua y el uso de los más modernos y ligeros materiales, como el cárter del cigüeñal de magnesio y aluminio, los motores V8 de BMW alcanzan impresionantes niveles de rendimiento con una alta eficiencia.
Modelos con motores de ocho cilindros
Por ejemplo, el motor de gasolina V8 BMW TwinPower Turbo de 4,4 litros del BMW 550i desarrolla nada menos que 407 CV y un par máximo de 600 Nm. Y todo ello con un consumo de 10,4 l/100 km. El motor V8 del BMW X6 M ofrece aún más potencia. En este modelo dos turbocompresores Twin Scroll proporcionan aire al motor. El resultado es una impresionante potencia de 555 CV, un par de 680 Nm y una potencia de 126 CV por litro de cilindrada.
El colector de escape patentado con dos filas de cilindros permite que el escape sea especialmente uniforme. Así se evitan eficazmente diferencias de presión que provocan retrasos en el modo de respuesta. Esto supone un alto nivel de entrega de potencia espontánea. 
Concepto de régimen elevado: procedente del mundo de la competición
Para los motores V8, dependiendo del modelo, BMW también se centra en el sofisticado concepto de régimen elevado, además de recurrir a la turbocompresión con sistema de inyección directa de combustible. Dicho concepto tomado directamente del mundo de la competición, se utiliza en el motor V8 de aspiración atmosférica y permite regímenes de hasta 8.300 rpm. El motor V8 BMW se caracteriza por su construcción ligera inteligente y por ocho válvulas de mariposa controladas electrónicamente que combinan la tecnología de competición con la sostenibilidad para el uso cotidiano.
El concepto de una única válvula de mariposa de control hace que el motor responda con sensibilidad a bajo régimen y permita una reacción inmediata cuando se necesitan elevadas prestaciones.
Otra característica importante es el sistema de lubricación, que permite una aceleración longitudinal y lateral de hasta 1,4 g. El innovador control de detonación mediante flujo de iones regula los procesos de encendido en cada contacto para detectar fallos de encendido o de bujías y mala combustión. También se utiliza el innovador sistema Brake Energy Regeneration con control inteligente del alternador, y la energía de frenado se convierte en corriente para el sistema eléctrico de a bordo.
Así el BMW M3 Coupé ofrece una potencia de 420 CV y un par máximo de 400 Nm a 3.900 rpm. Se proporciona el 85% del par máximo incluso por encima de 6.500 rpm.
 
 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo