cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

Control de Descenso en Pendientes (HDC)

El Control de Descenso en Pendientes (HDC) mantiene tu BMW a una velocidad constante al bajar una pendiente pronunciada.
El Control de Descenso en Pendientes (HDC) mantiene al vehículo a una velocidad predeterminada, y ayuda en el control del freno para que el conductor pueda concentrarse por completo en dirigir el vehículo. Esto facilita la tarea potencialmente difícil de bajar una pendiente pronunciada o de circular por terreno accidentado.
El Control de Descenso en Pendientes (HDC)es un sistema de asistencia a la conducción incluido en los vehículos equipados con el sistema de tracción a las cuatro ruedas BMW xDrive, puede activarse pulsando un botón. A una velocidad inferior a 35 km/h, el HDC te ayuda a reducir la velocidad hasta alcanzar una constante de aprox. 7 km/h, o de 6,5 km/h marcha atrás. Las luces de freno se encienden automáticamente para advertir a los conductores que van detrás de tu BMW. Pueden emplearse el acelerador y el tempomat para modificar la velocidad entre la marcha lenta y 25 km/h; pero si lo deseas, puedes ir más rápido o lento: el HDC entra entonces en el modo de espera. Se desactiva cuando la velocidad supera los 60 km/h.
El HDC es especialmente útil cuando se conduce sobre superficies variables, poco firmes o deslizantes en bajada, como grava, nieve o hierba. Junto con el ABS, asegura una excelente estabilidad a la vez que evita que las ruedas se bloqueen al aplicar los frenos en una pendiente. Así se evita que el vehículo patine y permite mantener el control de la dirección.
Cuando se desactiva el HDC, el vehículo entra en el modo de desactivación, se reduce gradualmente la fuerza de frenado y se tiene tiempo suficiente para volver a hacerse con el control total de la velocidad.
 
 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo