cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

Flex Ray

FlexRay es un nuevo protocolo de comunicaciones concebido para permitir la elevada tasa de transmisión de datos que exigen los avanzados sistemas de control de los vehículos de BMW.
FlexRay es un sistema de bus de serie recientemente desarrollado que acelera la transferencia de datos entre los componentes del vehículo. Permite interconectar distintos sistemas con seguridad y precisión. Los nuevos y rápidos sistemas de asistencia a la conducción y de control de la suspensión se traducen en una mejora de la seguridad y comodidad en carretera.
La complejidad de los sistemas electrónicos de asistencia a la conducción va en continuo aumento. Los nuevos sistemas de control de la suspensión y de la transmisión exigen una elevada velocidad de transferencia de datos para funcionar de manera eficaz.
Para satisfacer esta creciente necesidad, BMW pasó a colaborar con otras empresas con el fin de desarrollar un nuevo sistema de bus que ofreciera la seguridad, rapidez y solidez que exigen las aplicaciones del sector de automoción. El BMW X5 de 2007 fue el primer vehículo del mundo producido en serie que empleó esta tecnología de vanguardia. El sistema FlexRay controla el sistema de bus óptico del control de la suspensión Adaptive Drive, y se utiliza para controlar los estabilizadores y válvulas electromagnéticas de los amortiguadores, lo que permite que el sistema Adaptive Drive pueda eliminar el efecto de la inclinación de la carrocería del vehículo.
Una de las ventajas principales de FlexRay es que permite una elevada tasa de transferencia de datos: a una velocidad de hasta 10 MBit por segundo, es veinte veces más rápido que el sistema de bus CAN convencional. Un segundo canal de comunicación FlexRay actúa como canal alternativo, ofreciendo redundancia para garantizar en todo momento una seguridad excepcional. En caso de que un canal no funcione correctamente, sigue estando disponible el segundo. Cuando se trata de sistemas que no son determinantes para la seguridad, se puede lograr una mayor tasa de transferencia de datos utilizando un único canal.
De este modo, se consigue aumentar significativamente la comodidad y la seguridad en carretera, ya que los sistemas del vehículo se pueden comunicar con mayor rapidez y fiabilidad.
 
 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo