cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

Freno de estacionamiento electromecánico

Al arrancar en pendiente, en caso de encontrar tráfico que obligue a realizar paradas intermitentes o cuando se apaga el motor: el freno de estacionamiento electromecánico garantiza que tu BMW permanezca inmóvil con toda comodidad y fiabilidad cuando la situación lo requiera.
Al arrancar en pendiente, en caso de encontrar tráfico que obligue a realizar paradas intermitentes o cuando se apaga el motor: el freno de estacionamiento electromecánico garantiza que tu BMW permanezca inmóvil con toda comodidad y fiabilidad cuando la situación lo requiera.
Junto con el Control Dinámico de Estabilidad (DSC), el freno de estacionamiento electromecánico controla todos los procesos de frenado mientras el vehículo permanece detenido. Con el motor encendido, funciona de manera hidráulica a través del sistema de frenado del DSC. Y cuando está apagado, el cableado del freno electromecánico ofrece apoyo al freno de mano convencional.
El freno de estacionamiento electromecánico puede activarse pulsando un botón del cuadro de instrumentos o, en función de tu modelo BMW, de la consola central. Además, ofrece la función de autoparada y función de parada en pendiente.
La función de autoparada acciona automáticamente el freno de estacionamiento cada vez que el vehículo se detiene y lo desactiva en cuanto se pisa el acelerador. En los vehículos con cambio automático, ya no es necesario mantener pisado el pedal de freno para evitar que el vehículo se desplace al parar con la marcha puesta, como sucede en caso de encontrar tráfico que obligue a hacer paradas intermitentes o en los semáforos. Esto hace que conducir por ciudad sea más agradable.
La función de parada en pendiente acciona automáticamente el freno de estacionamiento cuando tu BMW se detiene en una pendiente, evitando que se desplace, y lo desactiva al volver a arrancar.
 
 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo