cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

Dirección activa

Excelente comodidad de conducción, precisión y seguridad activa: la dirección activa de BMW proporciona un manejabilidad excepcional a cualquier velocidad.
La nueva dimensión de la comodidad al volante: la dirección activa ofrece precisión, agilidad y comodidad en cualquier situación de conducción.
En el corazón del sistema de dirección activa se encuentra el grupo de engranajes planetarios integrado en la columna de dirección. Un motor eléctrico en la articulación regula el ángulo de dirección de las ruedas delanteras en función de la velocidad del vehículo en cada momento.
Cuando se conduce a velocidades más bajas, como en  ciudad, al aparcar o en carreteras sinuosas de montaña, la dirección activa aumenta el ángulo de dirección. Las ruedas delanteras responden al instante a los más mínimos movimientos del volante, permitiendo al conductor maniobrar en espacios reducidos sin necesidad de girar muchas veces el volante. Aparcar es ahora más fácil y la agilidad, mayor.
A velocidades medias, también es más fácil girar el volante. Y para asegurar la suavidad a velocidades más altas, aproximadamente desde 120 a 140 km/h (según el modelo), la dirección activa es más indirecta. Por lo tanto, la dirección activa reduce la variación del ángulo de dirección para cada movimiento del volante. Esto proporciona al conductor la ventaja de una dirección más precisa a velocidades más elevadas, y asegura una gran estabilidad y una mayor comodidad.
Si la inestabilidad amenaza al vehículo debido, por ejemplo, al sobreviraje o al frenado sobre una superficie variable, el DSC identifica el problema y puede utilizar la dirección activa para ayudar a contrarrestarlo.
Por ejemplo, para reducir la peligrosa guiñada, la dirección activa puede aumentar el ángulo de las ruedas directrices más rápido que incluso el conductor más experto. La dirección activa no interrumpe la conexión directa entre el volante y las ruedas delanteras, por lo que en el improbable caso de producirse el fallo total de los sistemas electrónicos, el BMW permanece bajo control en todo momento. Esto se debe a que ante la primera señal de un problema, un mecanismo de seguridad bloquea de inmediato la dirección activa con una espiga, de manera que el conductor controla permanentemente la situación.
Dirección Activa
Dirección Activa
 
 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo