cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

Control Dinámico de los Frenos (DBC)

El Control Dinámico de los Frenos (DBC) aumenta instantáneamente al máximo de forma automática la presión de frenado cuando se detecta una emergencia y detiene rápidamente el vehículo.
Cuando, en caso de emergencia, se aplica el pedal del freno con rapidez y fuerza pero sin que se aumente realmente la presión de frenado, el Control Dinámico de los Frenos (DBC) incrementa de inmediato al máximo la presión de frenado y detiene el BMW con mayor rapidez.
Incluso si el conductor no consigue pisar el pedal del freno con la fuerza adecuada, el DBC garantiza que la distancia de frenado sea lo más corta posible. La unidad de control del DBC ajusta la presión de frenado para adecuar la velocidad actual del vehículo al nivel del desgaste del freno. Además, el ordenador del DBC está conectado a otros sistemas de control del bastidor del vehículo, como el Control Dinámico de Estabilidad (DSC) y el Sistema Antibloqueo de los Frenos (ABS), que actúan conjuntamente para garantizar los máximos niveles de seguridad en la conducción.
El Control Dinámico de los Frenos (DBC) ayuda al conductor de forma activa y fiable al frenar en caso de emergencia. Al vigilar electrónicamente la velocidad y la presión con las que el conductor aplica el pedal de freno, puede detectar una situación de frenado de emergencia y asegurar al instante la aplicación de toda la fuerza de frenado a las ruedas. Así se sitúa automáticamente la fuerza de frenado dentro del intervalo de control del ABS.
Este proceso asegura que no se aumente innecesariamente la distancia de frenado con un frenazo brusco. Al aplicar el conductor los frenos con rapidez o lentitud, el sistema responde automáticamente a las acciones del conductor y pone fin al aumento de la presión de frenado mediante el DBC.
 
 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo