cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

Control de estabilidad del remolque

Cuando se arrastra un remolque, el sistema de control de estabilidad del remolque proporciona una mayor seguridad, puesto que detecta desde el primer momento cualquier indicio de inestabilidad del remolque.
El sistema de control de estabilidad del remolque ofrece una estabilidad y una seguridad sin precedentes cuando se lleva un remolque, puesto que garantiza que tanto éste como tu BMW no se desvían de su rumbo.
Al acelerar, los remolques tienden a oscilar e incluso puede llegarse a perder su control. Este es especialmente el caso para cargas de remolque pesadas o cuando el peso de la carga del remolque no se ha distribuido uniformemente: incluso a velocidades relativamente bajas, pueden producirse balanceos. En estos casos, tanto el remolque como el vehículo que lo arrastra pueden llegar a desestabilizarse si no interviene rápidamente una medida de estabilización.
El sistema de control de estabilidad del remolque integrado en el DSC detecta desde el primer momento cualquier signo de inestabilidad. Activa de inmediato los frenos para reducir la velocidad del remolque y volver a la estabilidad.
El sistema es capaz de detectar este peligro controlando constantemente el giro de las ruedas del vehículo mediante unos sensores especiales.
Cuando estos valores sobrepasan el límite de seguridad, el control de estabilidad del remolque activa los frenos de las cuatro ruedas a través del sistema hidráulico del DSC. Al mismo tiempo, se reduce la potencia del motor. Al reducir la velocidad, se consigue recuperar la estabilidad del remolque. Y tan pronto como el remolque se estabiliza, el conductor recupera el control de la velocidad del vehículo. En caso de desactivar el sistema de Control Dinámico de Estabilidad (DSC), la función de control de estabilidad del remolque también se desactiva.
 
 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo