cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

Control de crucero activo

El control de crucero activo es un sistema de control inteligente de la velocidad que mantiene de forma automática una distancia predefinida con el vehículo que va delante.
Conducción relajada incluso con tráfico intenso: el control de crucero activo con función Stop & Go te mantiene siempre a una distancia constante del vehículo que circula delante. Si el tráfico se detiene, el sistema acciona los frenos hasta que el vehículo se para y, después, lo pone en marcha automáticamente en cuanto la carretera está despejada.
El control de crucero activo con función Stop & Go fue desarrollado en un primer momento para viajes por autopistas y carreteras principales. Tres sensores de radar con un alcance de hasta 150 metros escanean constantemente la calzada en la dirección de la marcha. Cuando te acercas al vehículo que circula delante, el sistema de gestión del motor y los frenos ajustan la velocidad para que la distancia se mantenga constante y, si es necesario, el vehículo se detiene.
Cuando el carril queda despejado o si el vehículo que va delante acelera, el control de crucero activo aumenta de nuevo la velocidad hasta alcanzar la deseada. Para ponerse en marcha otra vez después de que el vehículo se haya detenido, el conductor tiene que dar la orden de acelerar pisando brevemente el  acelerador o pulsando un botón. Si la parada dura entre 1 y 3 segundos, el vehículo se mueve de forma automática. Se pueden preprogramar hasta cuatro velocidades de crucero y recuperarlas con solo pulsar un botón. El intervalo de funcionamiento va de los 30 a los 180 km/h.
La distancia que se debe mantener se calcula en segundos en lugar de en metros, lo que significa que tienes tiempo suficiente para reaccionar a cualquier velocidad. El sistema de asistencia orientado a la comodidad ofrece además un elevado nivel de seguridad. Una curva cerrada se registra por medio de los datos del Control Dinámico de Estabilidad (DSC) y del sistema de navegación, y la velocidad se adapta en consonancia.
En calzadas con varios carriles, el sistema detecta si otro vehículo solo circula por el carril adyacente. Si deseas recuperar el control total del vehículo en cualquier momento, solo tienes que pisar brevemente el acelerador o el freno para desactivar el sistema. 
El control de crucero activo con función Stop & Go no es un piloto automático. Por lo tanto, si el vehículo que circula delante frena con más brusquedad de la esperada o el sistema detecta una situación crítica, el conductor recibe indicaciones acústicas y visuales para que actúe. Conducir con tráfico denso resulta mucho más sencillo y las situaciones que provocan cansancio, como los atascos, son más fáciles de superar con una mayor concentración.
 
 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo