cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

Comunicación entre vehículos

Gracias a la tecnología de comunicación entre vehículos, tu BMW puede comunicarse directamente con otros vehículos mientras conduces, lo que ofrece la posibilidad de intercambiar información sobre el estado del tráfico o las condiciones de la carretera, entre otras cosas.
La conexión con el futuro: la innovadora tecnología de comunicación entre vehículos de BMW permite que tu BMW pueda comunicarse directamente con otros vehículos mientras conduces, lo que ofrece la posibilidad de intercambiar información sobre el estado del tráfico o las condiciones de la carretera, entre otras cosas.
¿Están encendidas las luces? ¿A qué velocidad están funcionando los limpiaparabrisas? ¿Qué información están transmitiendo los sensores ABS y del sistema de suspensión? Los BMW de hoy en día están dotados de una amplia variedad de sistemas de asistencia y de sensores que vigilan y analizan constantemente el comportamiento y el estado de tu BMW en carretera.
La comunicación entre vehículos se diseñó para que esta información pudiera compartirse con otros vehículos. En vez de transmitir la información a un punto central, esta se envía directamente mediante tecnología móvil WLAN a los vehículos que se encuentren en las inmediaciones. Gracias a la "conexión multisalto", una red específica como esta puede establecer comunicación entre vehículos a grandes distancias. Además, no se requiere ninguna infraestructura ni equipamiento adicional: cada vehículo actuaría de transmisor, receptor o intermediario según fuese necesario.
Este sistema supone ventajas para todos sus usuarios. Cada conductor dispondría de acceso a información local y específica, lo más personalizada y útil posible y con el detalle necesario. Gracias a este sistema, un coche puede advertir a los vehículos situados por detrás de él de un atasco, una tormenta repentina o de la presencia de placas de hielo en la carretera. Así, los conductores pueden prepararse para las condiciones de conducción que les aguardan, lo que incrementa en gran medida la seguridad en carretera. Además, integrando estos datos en el sistema de control de crucero adaptativo se podría lograr una mejora del tráfico en general.
 
 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo