cookiesDisabledBanner_Text Política de cookies
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información
Uso de cookies por parte de BMW
Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información o rechazar cookies en nuestra Política de Cookies. Más información

Adaptive Drive

El sistema Adaptive Drive contrarresta con eficacia la fuerza lateral que causa la inclinación de la carrocería para garantizar una agilidad considerablemente mayor.
En cualquier curva, en cualquier superficie: Adaptive Drive (tren de rodaje adaptativo) contrarresta las fuerzas que causan la inclinación de la carrocería. Tu BMW se mueve con extraordinaria agilidad deportiva, a la vez que asegura un viaje muy cómodo para ti y demás ocupantes. Se elimina prácticamente la inclinación de la carrocería, lo que permite disfrutar de las carreteras sinuosas con la máxima estabilidad y seguridad.
Los innovadores sistemas de control de la suspensión de BMW de eficacia demostrada, el sistema Dynamic Drive (tren de rodaje dinámico) y el Control Dinámico de la Suspensión (DDC) colaboran estrechamente para proporcionar una marcha extraordinariamente suave y una mayor agilidad. Los sensores de tu BMW vigilan permanentemente la velocidad del vehículo, la posición del volante y las fuerzas de inclinación y guiñada que actúan sobre el bastidor.
Con estos datos, el sistema ajusta con precisión los estabilizadores y amortiguadores, cambiando su configuración con rapidez y exactitud. Esta interacción coordinada de amortiguadores y estabilizadores contrarresta las fuerzas que causan la inclinación o el balanceo de la carrocería. Tu BMW se adapta a la carretera y permite un comportamiento neutro de la dirección, una agilidad extraordinaria y menores distancias de frenado.
Además, la función Adaptive Drive ajusta la suspensión al carácter de la superficie de la carretera. Cada eje tiene su propio motor independiente que puede adaptar los amortiguadores de cada una de las ruedas. Cuando las características de la superficie de la carretera bajo un lado del vehículo difieren de las del otro lado, como al conducir por carreteras con arcenes de grava, la función Adaptive Drive ajusta al instante la suspensión de las ruedas de un lado para contrarrestar casi totalmente cualquier irregularidad perceptible en la carretera.
Además, se puede elegir entre una configuración predeterminada más cómoda para la suspensión y una más deportiva. Esos cálculos y respuestas a gran velocidad exigen un sistema electrónico de alto rendimiento. La función Adaptive Drive emplea FlexRay, un sistema de transferencia de datos a gran velocidad que interconecta sensores, unidades de control y estabilizadores.
 
 
Contenido multimedia activocontenido multimedia inactivo